Tragedia de Superga

Tragedia de Superga TorinoLa Copa del Mundo Brasil 1950 recibiría su primer golpe: la tragedia de Superga.

La normalización de las competencias internacionales de futbol mostraban a un equipo favorito para conquistar la Copa del Mundo Brasil 1950: Italia.

La selección italiana, bicampeón reinante, basaba su poderío en la base del Torino, club que arrasaba con sus rivales dentro de la liga italiana y en encuentros amistosos por toda Europa.

A principios del mes de mayo de 1949, Torino participaba en un amistoso en Lisboa contra el Benfica de Portugal para festejar la despedida del capitán del equipo luso “Xico” Ferreira.

El 4 de mayo de ese año, el avión en el que viajaba el Torino AC, se estrellaba contra el muro de contención en la parte posterior de la Basílica de Superga, que se encuentra en la colina de Turín.

En el accidente perdieron la vida todos los jugadores del Torino.  Perdieron la vida también dirigentes del equipo y sus acompañantes, y tres de los mejores periodistas deportivos italianos: Renato Casalbore (fundador de Tuttosport), Renato Tosatti (Gazzetta del Popolo) y Luigi Cavallero (La Stampa).

El club granata había conquistado cinco campeonatos de liga consecutivos, desde la temporada  1942-43, hasta la 1948-49.  Hay que señalar que los campeonatos 1943-44 y 1944-45 no se disputaron a causa de la Segunda Guerra Mundial.

Era tal el poderío de esta escuadra, que de los 11 jugadores de la selección italiana de ese período, 10 pertenecían al club.

Uno de los hombre más prestigiados del futbol italiano, Vittorio Pozzo, fue llamado para ayudar en la identificación de los cuerpos ya que conocía muy bien a los jugadores del Torino.

Solo un jugador, Sauro Tomá que tenía el menisco lesionado, no formó parte de la delegación, salvándose así milagrosamente del accidente.

Como un homenaje póstumo, el Torino fue proclamado campeón del torneo y los rivales presentaron, cuando les correspondía enfrentar al Torino, formaciones juveniles.  El día del funeral medio millón de personas fueron a la plaza principal de Turin para dar el último adiós a los campeones.

Este terrible episodio provocó tal impacto en Italia que el equipo nacional que los representaría un año más tarde en la Copa del Mundo Brasil 1950 realizaría el viaje en barco, con las lógicas consecuencias para la condición física de sus integrantes.

El mundo del futbol se encontraba conmocionado, pero las muestras de solidaridad, llegaron rápidamente.

El club River Plate de Argentina se ofreció para jugar un partido amistoso a beneficio de los familiares de los fallecidos jugadores, el día 26 de mayo de 1949, contra un combinado de la Serie A llamado Torino Simbolo.

El equipo argentino viajó con todas sus figuras (Alfredo Di Stéfano, Ángel Labruna, Amadeo Carrizo y Pipo Rossi). A pesar de que el costo de las entradas era elevado, el estadio estuvo a rebosar y tuvo gran repercusión en toda Italia.

Años más tarde, y todavía con el recuerdo fresco de aquel acto solidario, el Torino, de tradicional camiseta color borravino, estrenó una remera alternativa de color blanco con una banda transversal color bordo en el pecho, similar a la de River, en homenaje y agradecimiento al club argentino. A su vez, el Torino obsequió camisetas con sus colores a River Plate y estos fueron utilizados como colores alternativos, a partir de 1950 y hasta el presente.

Las repercuciones de la Tragedia de Superga se harían sentir en el futbol italiano durante muchos años y sentarían la base de un largo período de malos resultados para la selección italiana, que incluso llegó a quedar fuera de la clasificación para el torneo de 1958.

Video: tragedia de Superga

 

Conoce otros hechos de la historia del futbol

tragedia de Superga

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *