John Langenus

John LangenusEs poco común presentar la biografía de un árbitro en sitios de futbol, pero John Langenus es un personaje que no debe pasar desapercibido jamás.

John (también conocido como Jean) nació en  Amberes, el 8 de diciembre de 1891 y falleció en su natal Amberes, el 1 de octubre de 1952.

Su aportación al mundo del futbol no solamente se limita a su destacada labor en el arbitraje, sino que además, combinaba esta afición con la del periodismo deportivo.

Se cuenta que al terminar los partidos que le tocaba dirigir, de inmediato llegaba a la caseta de árbitros a redactar la cédula oficial del encuentro y su nota periodística para enviarla al diario.

John Langenus es poseedor de algunos récords dignos de mención.  Fue el árbitro designado para dirigir la final de la primera Copa del Mundo Uruguay 1930, gracias a sus destacas actuaciones en encuentros previos.

langenusFue uno de los 10 árbitros en haber dirigido un encuentro en las primeras tres copas del mundo.  Uruguay 1930, Italia 1934 y Francia 1938.

Fue designado también en los Juegos Oímpicos de Amsterdam 1928, donde actuó como árbitro central en el partido entre Uruguay y Holanda, así como en el encuentro por la medalla de bronce entre Italia y Egipto.

Por si fuera poco, Langenus escribió su nombre en los libros de historia al convertirse en el primer árbitro en dirigir un encuentro en el Estadio Centenario de Uruguay, precisamente en el partido en que Uruguay enfrentaba a Perú en el marco de la Copa del Mundo de 1930.

Existe una historia muy peculiar en torno a su participación en aquella final entre Uruguay y Argentina.  Según wikipedia, esto fue lo sucedido:

“Langenus aceptó el encargo solamente dos horas antes de la competición, después de haber recibido las garantías exigidas, o bien un seguro de vida y la posibilidad de navegar en barco a Europa al término del certamen”.

Se cuenta que Langenus fue arrestado al llegar al estadio acusado de hacerse pasar por el árbitro del partido.  Un bromista se había presentado poco antes como tal.  Al aclararse el asunto, fue liberado inmediatamente bajo una lluvia de disculpas.

Finalmente, el señor Langenus tuvo una actuación impecable aplicando la justicia dentro del terreno de juego.

Para coronar una brillante carrera, John Langenus tuvo en privilegio de dirigir el encuentro por el tercer lugar de la Copa del Mundo Francia 1938 entre Brasil y Suecia.  Con su acostumbrada elegancia y gran técnica arbitral, el nazareno llevó a buen puerto el encuentro.

Posteriormente, escribiría tres libros.  El primero fue una autobiografía muy celebrada, “Whistling in the World”, (Silbando en el mundo) y otros dos libros relacionados con el futbol.

Este libro en que cuenta sus experiencias como árbitro, fue escrito en 1942, una época en que la Segunda Guerra Mundial se hallaba en su apogeo y en la cual no había futbol internacional y mucho menos viajes de placer.

dyn002_original_300_300_jpeg_2625965_1068fff9a764412d8c4cd27274dbff50Al mismo tiempo en que escribe sobre partidos, describe paisajes, ciudades y eventos para todas las personas que en aquellos días, no tenían idea de como eran Roma, Berlín, Buenas Aires o Montevideo.

Él escribe acerca de viajar durante 20 horas en un tren para llegar a un partido, de sentarse en un avión y ver un motor caer y sumergirse en el mar y sobre conocer a gente famosa como Mussolini ( que le dio una foto autografiada de sí mismo ) , los reyes de Suecia, España , Bélgica, (entonces ) Prince George y hasta el Papa.

Hombre culto, curioso, ávido de detalles y vivencias, elegante y caballeroso, John Langenus fue capaz de combinar su amor por el arbitraje con su capacidad periodística, sentando un precedente para futuras generaciones y sirviendo de inspiración para personajes como el mexicano Fernando Marcos.

El futbol siempre estará en deuda con este belga, quien contribuyó dentro y fuera del campo, a difundir el deporte en todo el mundo.

Video: John Langenus

YouTube Preview Image

Más sobre las copas del mundo

John Langenus