Futbol en los Juegos Olímpicos

Futbol en los Juegos OlímpicosEl torneo de futbol en los juegos olímpicos ha vivido muchas etapas desde la aparición de este deporte en el firmamento olímpico internacional.

Gracias a la organización de un torneo de futbol donde participaran selecciones nacionales, es que se crearía el Campeonato Mundial de Futbol.

Los Juegos Olìmpicos de la era moderna fueron organizados gracias a la ardua labor de Pierre de Coubertain, quien estaba convencido de que esa tradiciòn griega debìa revivirse.

Serìa en estos juegos donde el futbol de diferentes latitudes comenzarìa a enfrentarse con el creciente interès del pùblico que poco acceso tenìa a encuentros internacionales.

El futbol tendría una tímida participación durante la primera década del siglo XX.  Se practicó como un deporte de exhibición y a través de equipos de club.

Al acercarse los años 20, los países europeos decidieron enviar selecciones nacionales a la competencia.

Debemos recordar que los jugadores de futbol tenían el carácter de amateurs y que la dificultad de armar un combinado nacional era grande, ya que los jugadores debían tramitar permisos en sus trabajos o escuelas.

Para los juegos del año 1924 celebrados en París, se presentaría por vez primera un representante de América del Sur.  Se trataba de la representación de Uruguay la cual era vista como un “toque exótico” para la competencia.

Muy pronto los charrúas mostraban al mundo un tipo de futbol muy diferente akl que estaban acostumbrados en Europa y arrasarían con todos sus rivales para coronarse campeones.

Con un estilo exquisito, de pases cortos al pié y una habilidad impresionante para quitarse a los rivales de encima, Uruguaay se mostraba no solo como el alumno mas avanzado, sino como los nuevos maestros.

La confirmación de esa supremacía americana tendría lugar cuatro años después en Amsterdam.  Uruguay y Argemtina disputarían una vibrante final, dejando en claro que en sudamérica se practicaba el mejor futbol.

Sería la época dorada de Uruguay y sus grandes estrellas.

El torneo olímpico de 1936 permitiría a Italia foguear a los jugadores que defenderían el título mundial dos años después en los campos franceses.

De esta forma se daría inicio a una tradición, consistente en preparar selecciones nacionales para las Copas del mundo en eventos de alta exigencia.

Esta práctica beneficiaría sobre todo a los países del bloque soviético, formado tras la Segunda Guerra Mundial, quienes alegando el caracter de aficionados de sus jugadores, presentaban los mismos equipos en mundiales como en olimpiadas.

Una modificación a las reglas, limitando la edad de participación de los jugadores, lograría igualdad entre los competidores, dando lugar a campeones olímpicos inéditos.

Conoce el detalle de cada uno de los torneos en el siguiente enlace:

Futbol en los Juegos Olímpicos

futbol en los juegos olímpicos

[ratings]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *