Alberto Suppici

Alberto SuppiciSeguramente te preguntarás ¿quiés es Alberto Suppici?

Alberto Horacio Suppici Sedes, nació en Colonia del Sacramento, Colonia, Uruguay, 20 de noviembre de 1898.

Fue un discreto medio izquierdo en sus años como jugador, aunque su rendimiento siempre se caracterizó por su entrega y eficacia.

A partir del año 1928 se convirtió en entrenador de la selección uruguaya de futbol y tuvo la encomienda de preparar al equipo que los representaría en la Copa América Argentina 1929.

En aquel torneo Uruguay se presentaba como flamante bicampeón mundial, título que se auto impusieron debido a sus medallas de oro en los torneos de futbol de los Juegos Olímpicos tanto de París 1924 como en los de Amsterdam 1928.

Nuevamente el gran rival a vencer era Argentina, que defendía el título obtenido en la Copa América Perú 1927.  Como un atractivo adicional para los argentinas, se presentaba la posibilidad de cobrar venganza ya que justamente los uruguayos les habían vencido en la final de los más recientes Juegos Olímpicos.
En aquel torneo, Argentina se alzaría con el triunfo, quedando Uruguay en un discreto tercer lugar.  Las presiones no tardarían en aparecer, pero Alberto Suppici había sacado grandes conclusiones de cara a la Copa del Mundo Uruguay 1930.

Moviendo sus piezas, dejando en el banco a algunos de los “intocables” como el portero Mazali e impulsó a sus jugadores a levantar el trofeo que los proclamaba, ahora si oficialmente, campeones del mundo.

Alberto Suppici planteó un inteligente encuentro en la final contra Argentina, permitiendo que sus rivales se lanzaran al ataque y llevaran la carga del esfuerzo físico, procurando restar peligro a su rival mediante el control de la pelota.

images (5)Para el segundo tiempo, un Uruguay desconocido salió a comerse literalmente el balón y se levantó de un 1-2 adverso a un categórico 4 por 2 que les llevaría a la gloria.

Con esta conquista, Suppici se convertiría en el entrenador más jóven en ganar una Copa del Mundo.

Ante la negativa de Uruguay de participar en los campeonatos mundiales de 1934 y 1938, la selección de Uruguay se limitó a participar en encuentros de corte amistoso y en los torneos sudamericanos que se celebraron irregularmente.

Combinó la dirección de la selección con la del equipo Central Español, hasta que finalmente en el año 1941, dejó a la selección en manos de Juan López Fontana, quien le daría grandes alegrías a su país.

Alberto Suppici pasaría a dirigir al Peñarol en el año 1945, logrando el campeonato de liga y dejando una brillante generación de jugadores que le darían gloria a Uruguay en la siguiente Copa del Mundo.

Fundó al equipo de su natal ciudad, el club Plaza Colonia y años más tarde fue inmortalizado cuando el estadio de su ciudad natal, fue bautizado como Campus Municipal Profesor Alberto Suppici.

Gran estratega, su trato humano y la disciplina que supo imponer entre sus dirigidos le consagraron como uno de los hombres más importantes en la historia del futbol uruguayo.

Alberto Suppici dejaría de existir en la ciudad de Montevideo, Uruguay, el 21 de junio de 1981.

Video: Alberto Suppici

Copa del Mundo

alberto suppici

alberto suppici